Maneras extremas de mantener los Bitcoins a salvo

Maneras extremas de mantener los Bitcoins a salvo

El valor del Bitcoin vale tanto que las personas se vuelven muy cautelosas sobre cómo guardar sus criptomonedas. Con los numerosos hackeos y fallos de seguridad, el holandés Martijn Wismeijer ha encontrado una solución drástica.

En 2014, Martijn Wismeijer tenía dos chips (NFC) implantados en cada mano. Estos chips almacenan sus claves cifradas de Bitcoin. El motivo de esta decisión tan extrema fue la cantidad de bitcoins que llegó a perder por la piratería informática.

Puedo decir con seguridad que la mayor parte de bitcoins, más del 80 por ciento, lo he perdido debido a hackeos, robos, intercambios fallidos y otros problemas. Si hubiera tenido el chip en 2010, probablemente ya sería un hombre rico - Martijn Wismeijer

El procedimiento no fue muy doloroso y tuvo lugar en un estudio de piercing corporal. El chip era pequeño, 2mm x 12mm, que es casi el tamaño de un grano de arroz.

Estos chips NFC almacenan 888 bytes de datos cada uno, que pueden transportar 26 claves de dirección cifradas de Bitcoin. Para realizar una compra lo que hace Wismeijer es escanear los chips implantados bajo su piel con su smartphone. El teléfono recibe y encripta la clave y luego realiza la transacción.

Según las estadísticas y los informes el 23% de todos los Bitcoins se han perdido. Sin embargo, también hay personas que afirman que implantarse chips en el cuerpo puede causar cáncer.

Martijn Wismeijer

Otra manera extrema de almacenar claves privadas de Bitcoin podrían ser la que llevaron a cabo los gemelos Winklevoss, que imprimieron paper wallets , los cortaron en trozos y los distribuyeron en diferentes cajas de seguridad en bancos por todo Estados Unidos.

Por otro lado Philip Neumeier, que tiene una cantidad enorme de Bitcoin pero no recuerda su contraseña, ha construido un superordenador de más de 150 de altura que va probando combinaciones de letras, números y símbolos con la esperanza de adivinar la contraseña, hazaña que le podría llevar unos 332 años según sus cálculos.

Fuente: ToshiTimes
Marisa's Picture

Acerca de Marisa

Periodista especializada en comunicación y marketing digital.

Zaragoza, Spain Linkedin

Comments